Logros e Iluminación

Es el momento del llamado divino. Todo se reconcilia, todo se une en una dialéctica eterna. Es el momento del Juicio Final.

Palabras claves: Llamado - Perdón - Reconciliación - Unión - Divinidad - Decisiones

Numerología: 20

Descripción de la carta:

La carta de El Juicio es la anteúltima carta, previa a El Mundo. Como tal, anticipa una culminación. Sin embargo, la carta del Juicio viene a despertarnos del letargo, a hacer un llamado para que despertemos. Si la carta anterior era El Sol, que nos marcaba un momento sumamente positivo, de claridad y visión; el Juicio viene a continuar aquella lectura. En la mitad superior de la carta, un ángel toca la trompeta. esto es importante: es la primera carta que muestra un ruido. El sonido no es lo mismo que la imagen: es un despertador, que nos mueve, nos levanta, hasta nos incomoda. Es un llamado, que nos asombra y sorprende, como a los personajes que aparecen en la mitad inferior de la carta. El Juicio nos habla de un Juicio Final, de una redención, de una conexión con la divinidad de las cosas, con ese significado oculto y mágico al cual no accedemos si no es con una actitud abierta. La carta nos habla de una rehabilitación, de una cura, una sanación. A diferencia de la Justicia, aquí el mundo emocional, mental y corporal se unen para dar nacimiento a un nuevo sujeto. El Juicio nos viene a enseñar el significado de las cosas. Es una carta racional y filosófica, hasta podríamos decir abstracta. El número 20, en su reducción, es el 2. Es la carta de la unión, que marca un nuevo comienzo, un renacimiento.

En una lectura

Cuando aparece esta carta en una lectura, nos habla de un tiempo de iluminación, de reconciliación con nosotros mismos o con los demás. De utilización de la palabra, del perdón, de la valoración, de la comunicación. Nos invita a despertar de situaciones que nosperjudican, a ver con otros ojos, a ponernos en el lugar del otro. También nos dice que escuchemos, que estemos atentos a las señales que nos envía el Universo. Recuerda que lo que deseas muchas veces se convierte en realidad. En el amor, nos anuncia una etapa positiva para la pareja. Hay comunicación y perdón. Si estás solo, tal vez vuelvas con un viejo amor, porque es probable que se hayan dirimido antiguas disputas que los tenían distanciados. En el trabajo, todo lo que hagas será valorado. Aquellas horas extras que has realizado y ese esfuerzo por dar todo se verá recompensado en ascensos y mejoras salariales. Es buen tiempo para lo laboral, ya que tendrás estabilidad. En la salud, cuidado con las articulaciones. Es buen tiempo para dejar hábitos nocivos, por ejemplo, el cigarrillo o la comida chatarra.

Carta invertida

Cuando aparece la carta de El Juicio invertida, nos habla del juicio que estás haciendo constantemente sobre tu persona. Estás con una actitud tímida, lleno de inseguridades. Te sientes inferior a los demás, y todo lo que haces sientes que no es suficiente. Te auto-boicoteas todo el tiempo, te castigas y no te das respiro ni perdón. Estás siendo muy duro y exigente contigo mismo. No estás disfrutando ni dejando espacio para tu vulnerabilidad o tus errores. Todos nos equivocamos todo el tiempo. Ten en cuenta esto. En el amor, castigas a tu pareja. Lo dejas en evidencia ante los demás, lo criticas todo el tiempo. No estás colaborando a una relación sana y colaborativa, sino que te has convertido en el enemigo de tu compañero. En el trabajo, hay conflictos que surgen a raíz de tus inseguridades. En la salud, cuidado con la depresión y los trastornos psicológicos. Tal vez sea buen momento para consultar con un profesional de la salud mental.

Consejos de El Mago

Despierta. Sacúdete. Quítate los ropajes. Desnúdate ante la verdad. Sincérate contigo mismo y con los demás. Perdónate, nada es tan grave. Toma decisiones pensadas y sentidas. Descansa. Reconcíliate con la vida, contigo mismo, con tu familia, con viejos problemas del pasado. Revisa tus inseguridades. Fíjate si no las has alimentado tú mismo a través de los años. Siente. Ve las cosas con claridad y con amor. Sé compasivo.